Consejos para salvar las dificultades a la hora de pedir un producto financiero

Tal y como se comentó en el artículo Herramientas y recursos para la gestión de las finanzas, el cáncer y su tratamiento pueden tener una fuerte repercusión en el bienestar económico de las personas afectadas y las de su entorno inmediato. Aquí presentamos las dificultades a la hora de pedir un producto financiero durante o después de la enfermedad y ofrecemos algunas ideas y consejos para tener en cuenta durante la gestión.

 

¿Hay que contratar un seguro para pedir un préstamo o una hipoteca en el banco?

 

Aunque la ley española no obliga a contratar un seguro de vida (ni de ningún tipo) para pedir un préstamo o una hipoteca, muchas entidades bancarias la solicitan o la recomiendan como garantía de pago. El problema aparece cuando la aseguradora se niega a tramitar una póliza por enfermedad actual o por haber sufrido una durante los años anteriores. En este caso, se deniega el seguro y, de paso, pueden surgir dificultades para la concesión del préstamo.

 

Debemos tener claro que, aunque el banco nos la ofrezca, existe la opción de no contratar seguro. Si de todos modos estamos interesados ​​en una, seguramente será más económica si no la contratamos a través del banco.

 

Este último verano se presentó un anteproyecto de ley hipotecaria por la que se prohibirá la vinculación de seguros de cualquier tipo en las hipotecas. Una vez esté aprobada, los solicitantes de préstamos a los que se les ha denegado por motivos de salud estarán totalmente amparados legalmente para poder hacer una denuncia.

 

Casos en que se ha denegado un producto financiero y recursos online de protesta

 

Son muchas las personas que no han podido disfrutar de un producto financiero debido a su historial médico. Reclaman que se apliquen las estadísticas actualizadas de supervivencia por tipo de cáncer. Hay muchas personas que tienen la misma probabilidad de recaída que otra persona que no ha sufrido cáncer. Por otra parte, la FECEC también reclama una ley de «derecho al olvido» que obligue a borrar el historial médico pasado un tiempo, tal y como se hace en Francia actualmente.

 

También hay casos que han aparecido en la prensa de gente que emprende una queja masiva en las redes sociales con el fin de recoger firmas y apoyar su causa. Una de estas, la del Juan Antonio Sepulcro, que acabó con la rectificación por parte del banco a raíz de, supuestamente, la presión derivada de la protesta y la difusión del caso por internet. Juan Antonio, solicitante de una hipoteca para comprar una vivienda y que sufrió un cáncer de huesos hace 9 años, recogió más de 151.000 firmas a través de una petición en la plataforma Change.org. Días después de negarle la concesión de la hipoteca y el eco en la red, la entidad le comunicó que harían una excepción en su caso, sin añadir más detalles al respecto.

 

¿Como comprueba la aseguradora nuestro historial médico para concedernos o no una póliza?

 

No lo hace, las aseguradoras no tienen acceso a nuestro historial médico. El solicitante es responsable de la veracidad de la información cedida y lo contrario es considerado fraude. De hecho, el Departamento de Salud de la Generalitat suspendió en 2016 una propuesta de proyecto (VISC+) que permitía la venta de datos médicos a farmacéuticas y aseguradoras. Por lo tanto, estas últimas basan su criterio en la documentación que les hacemos llegar.

 

Tampoco debería ser accesible nuestra historia médica a través de herramientas de búsqueda como Google. Por desgracia, el robo de datos de carácter confidencial de hospitales o centros médicos sucede con más frecuencia de lo deseado. Más abajo en la sección de referencias, hemos incluido un enlace donde se explica el procedimiento para borrar nuestros datos personales de Google en caso de que aparezcan.

 

 

Consejos a la hora de contratar un producto financiero

 

Mientras no se apruebe la nueva ley hipotecaria mencionada más arriba, proponemos una serie de consejos que pueden ser útiles a la hora de pedir un préstamo o para hacer frente a las dificultades para devolverlo, sea hipotecario o no:

 

  • Al negociar un producto financiero con el banco, solicitar la NO contratación de un seguro y pedir las condiciones de financiación del producto sin seguro. Es decir, comprobar que éstas no cambian en función de si tenemos póliza o no.

 

  • Si lo anterior no es posible, pedir un seguro de otro tipo, pero no de vida. Por ejemplo, en La Caixa, en caso de que el solicitante no pueda obtener una de vida por enfermedad, existe la opción de una póliza de accidentes o de incendios, pero en ningún caso se tiene en cuenta su estado de salud. Además, las no vitales suelen ser más económicas.

 

  • En caso de disfrutar ya de una hipoteca, pero con dificultades económicas para pagarla, se puede optar por una carencia de hipoteca, es decir, un periodo durante el cual el banco ofrece la posibilidad de pagar una cuota menor o incluso dejar de pagar durante un tiempo.

 

  • Considerar otras fuentes de financiación que no dependan directamente de un banco. Por ejemplo, en el caso de no poder obtener un préstamo hipotecario para una vivienda, se puede tener en cuenta el modelo cooperativo de acceso en cesión de uso, que representa una alternativa intermedia entre el alquiler y la propiedad. Este modelo ofrece vivienda por una cuota de uso estable y más económica que el alquiler de los pisos de protección oficial.

 


Referencias

  1. Llei Hipotecària Espanyola: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1946-2453

 

  1. El Mundo (2017). Los bancos no podrán vincular la concesión de hipotecas a los seguros de vida y hogar.

http://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2017/07/24/5975ea8aca4741ad598b45d5.html

 

  1. Público (2017). El Banco Sabadell rectifica y concede una hipoteca a un hombre al que se la negó por haber padecido cáncer. http://www.publico.es/sociedad/banco-sabadell-rectifica-concede-hipoteca-hombre-nego-haber-padecido-cancer.html

 

  1. com. Ya puedes eliminar el registro de tus datos médicos en Google.

http://computerhoy.com/noticias/software/ya-puedes-eliminar-registro-tus-datos-medicos-google-64164

 

  1. ABC (2017). ¿Merece la pena solicitar un período de carencia hipotecaria?

http://www.abc.es/economia/20150925/abci-carencia-hipotecas-201509240946.html

 

 

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias con nuestro boletín?