Consejos alimentarios para ostomitzados y resecciones del aparato digestivo

Una ostomía consiste en la creación de una salida artificial (mediante una intervención quirúrgica) desde el interior del intestino hasta el exterior del abdomen para facilitar la salida de las heces. Esta apertura se llama estoma. El estoma no tiene musculatura (esfínter) y, por tanto, los gases y las heces salen espontáneamente. Por este motivo hay un dispositivo de recogida o bolsa de ostomía que lleva un filtro para los gases y el olor.

Las ostomías pueden ser temporales, cuando existe la posibilidad de restaurar el tránsito intestinal, o definitivas, cuando no es posible la reconstrucción.

En función del tramo de intestino que comunica con el exterior, los tipos de ostomías más frecuentes son: la colostomía, que es la exteriorización del colon a través de la pared abdominal, y la ileostomía, cuando se trata del íleon.

Dieta para personas ostomizadas

Generalmente, no es necesario que la persona colostomitzada o ileostomitzada modifique su dieta habitual, pero sí es importante seguir una dieta equilibrada, variada y saludable.

Base su alimentación en su propia experiencia, usted es quien mejor conoce qué alimentos tolera bien y cuáles no.

Es aconsejable limitar el consumo excesivo de los alimentos que producen gases para evitar que la bolsa de ostomía hinche.

Recomendaciones:

  • Tras la intervención comience a introducir los alimentos gradualmente, para detectar cuáles no tolera bien.
  • Evite las comidas abundantes y reparta la cantidad de un día en seis tomas para favorecer la absorción de nutrientes y sentirse mejor con la digestión.
  • Mastique los alimentos lentamente y con la boca cerrada para no tragar aire.
  • Evite los fritos y guisos especiados, ya que son más difíciles de digerir.
  • Intente mantener siempre el mismo horario de las comidas para regularizar el tránsito intestinal.
  • Beba de 1,5 a 2 litros de líquidos al día para evitar la deshidratación y el estreñimiento, excepto por contraindicación médica. Es mejor que tome los líquidos fuera de las comidas.
  • Evite los aumentos de peso, dificultarían la adaptación del dispositivo recolector y para prevenir complicaciones relacionadas con el estoma.

Alimentos que pueden provocar gases:

  • Legumbres
  • Guisantes
  • Brócoli, col y coliflor
  • Pepino
  • Espinacas
  • Calabaza
  • Lácteos
  • Champiñones
  • Maíz
  • Rábanos
  • Cerveza y bebidas con gas
  • Pan caliente

Alimentos que se pueden digerir de manera incompleta (tomarlos en poca cantidad o en forma de purés):

  • Lechuga
  • Apio, pepino
  • Espinacas
  • Zanahoria
  • Guisantes
  • Champiñones
  • Maíz
  • Aceitunas
  • Frutos secos
  • Piña

Alimentos que dan consistencia a las heces:

  • Manzana cocida
  • Plátano
  • Membrillo
  • Patata
  • Arroz
  • Sémola
  • Pan
  • Zanahoria cocida
  • Leche sin lactosa

Alimentos recomendados en caso de estreñimiento

  • Verduras (principalmente crudas y las de hoja verde)
  • Fruta cruda (principalmente zumos y ciruelas)
  • Legumbres

Hay que recalcar que en las ileostomías hay que reducir el aporte de fibra y componentes que aceleran el tránsito intestinal y, por otro lado, aumentar la ingesta de líquidos y de alimentos que espesan las heces. Aunque resulte difícil, es importante ser paciente y seguir experimentando con la dieta a fin de encontrar las combinaciones que ofrezcan un mejor resultado.

Cualquier duda que tenga consulte a su médico o enfermera estomaterapeuta.


Referencias

  1. Ehlers-Crim, J. Guía de nutrición y dieta. United Ostomy Association (UOA), Inc.; 2005.
  2. Germans Trias i Pujol Hospital. Guia educativa del pacient ostomitzat. 2002.
  3. Col·legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears. Els pacients ostomitzats poden dur una vida normal. 2015.
  4. Oncolliga. Associació Catalana d’Ostomitzats (ACO). 2017.